Se denomina código malicioso a cualquier programa escrito para producir inconvenientes, destrucción o violar la política de seguridad de un sistema.

Hay diversos tipos de código malicioso, como virus, troyanos, spywares, keyloogers, etc.

El código malicioso puede realizar diversas acciones en los sistemas (hacer daño, obtener información, capturar nuestro equipo para su uso, etc.).

En función de la finalidad que pretenda, el código malicioso puede:

  • Borrar archivos del disco duro para que el ordenador quede inoperativo.
  • Infectar un sistema y usarlo para atacar a otros.
  • Obtener información de usted: sitios que visita y hábitos en el uso.
  • Grabar sus conversaciones activando el micrófono o grabar su imagen activando su webcam.
  • Ejecutar comandos como si lo hubiese hecho usted.
  • Robar archivos del equipo, por ejemplo, aquellos con información personal, financiera, contraseñas, fotos, etc.

 Hay que tener en cuenta que ningún antivirus puede detectar todo el código malicioso.

A TENER EN CUENTA

“El factor humano es el eslabón más débil de la seguridad de la información”.